miércoles, diciembre 24, 2008

Hacia un país de no-mexicanos I

¿Tiene México compostura? El sentido común -cuyo principal ingrediente es cierto optimismo ahistórico- responde que sí -¡Sí se puede! ¡Sí se puede!-, pero hace falta ser un bobo, miembro de algún partido o profesional de la retórica vacía para creer que México aún tiene salvación como proyecto humano. Decir esto no es drástico ni pesimista ni amarillista. Es un diagnóstico sensato. Nos hemos convertido en una amenaza grave para la existencia de la humanidad en este territorio. México no es parte ya de la evolución. Esta cultura fracasó. Como narcopaís, donde impera la fraudulencia, la corrupción, la pobreza económica y espiritual, la mentira mediática, la puerca “Neta” popular, la absurda fe religiosa, la impunidad e irresponsabilidad total, la única solución es erradicar la cultura mexicana. Es momento de que esta cultura diga adiós y no vuelva jamás.
Heriberto Yépez
Tomado de la revista Replicante No. 17

No hay comentarios.: