sábado, diciembre 27, 2008

Hacia un país de no-mexicanos II

En México no hay gobierno. Qué diablos, en México no hay Dios. Ni lo habrá nunca. Nos enfrentamos a un pueblo manifiestamente incapacitado para gobernarse. ¿Y sabes lo que ocurre con el pueblo que no sabe gobernarse? Exacto: que vienen otros a gobernar por ellos.

Cormac McCarthy
Meridiano de sangre

miércoles, diciembre 24, 2008

Hacia un país de no-mexicanos I

¿Tiene México compostura? El sentido común -cuyo principal ingrediente es cierto optimismo ahistórico- responde que sí -¡Sí se puede! ¡Sí se puede!-, pero hace falta ser un bobo, miembro de algún partido o profesional de la retórica vacía para creer que México aún tiene salvación como proyecto humano. Decir esto no es drástico ni pesimista ni amarillista. Es un diagnóstico sensato. Nos hemos convertido en una amenaza grave para la existencia de la humanidad en este territorio. México no es parte ya de la evolución. Esta cultura fracasó. Como narcopaís, donde impera la fraudulencia, la corrupción, la pobreza económica y espiritual, la mentira mediática, la puerca “Neta” popular, la absurda fe religiosa, la impunidad e irresponsabilidad total, la única solución es erradicar la cultura mexicana. Es momento de que esta cultura diga adiós y no vuelva jamás.
Heriberto Yépez
Tomado de la revista Replicante No. 17

viernes, diciembre 19, 2008

Sobre las ocasiones en que me han despedido.


La primera vez que me corrieron de un trabajo creo que me dolió un poco, sólo un poco. Tal vez sentí un pinchazo en el brazo derecho, pero no fue demasiado. Desde entonces aprendí que cada vez que me corran de algún lugar la correcta actitud es no preocuparse demasiado.

Muchos afirman que soy un soberbio, que tengo un orgullo hasta las nubes. Pero eso me ha ayudado a levantarme rápidamente cada vez que se me da un finiquito. Aunque lo anterior parezca cínico, es verdad que, como todo mundo, cuando me despiden me deprimo un poquitín. Pero inmediatamente pienso que soy muchísimo más inteligente que quien me corrió. Entonces utilizo el razonamiento del califa Omar frente a la biblioteca de Alejandría; ordenó que durante seis meses ardiera no únicamente la biblioteca sino también los 4 000 baños tanto públicos y privados que tenía la ciudad. El argumento para hacer esto es conocido por todos: si los rollos de la biblioteca "están a favor del Corán están de más, y si están en contra son perniciosos", aunque se afirma que esto es una vil mentira.

Aplicado en mi experiencia laboral se transforma en: "si me corren es por que son unos imbéciles, si me quedo es por que son muy inteligentes."
Soberbio, pues sí, pero también conozco bien mis limitaciones. Puedo contar apenas un par de jefes a quienes respeto por su inteligencia. Los demas o están en la norma o de plano por debajo.

Me han despedido dos veces de la misma escuela (acaban de hacerlo apenas hace una semana), y de un periodicucho bastante malo. Las argumentos han ido desde tener problemas con la autoridad hasta por razones administrativas, la verdad nunca por ineptitud. También he renunciado de algunos trabajos, siempre lo hago porque me ofrecen un mejor empleo en otro lugar. En el fondo me gusta la estabilidad pero al parecer a la estabilidad no le gusto yo.

Ahora me corrieron sin darme mi finiquito, la verdad es tan poco que no me importa reclamarlo, creo que me ha sucedido algo positivo: estoy completamente desconectado de mis sentimientos laborales, ahora ni siquiera me deprimí un poquito. En el fondo no me importa que piensen de mí quienes me despidieron así como a ellos no les importa mi situación económica. He dado un paso más en mi cinismo, me siento orgulloso.

jueves, diciembre 11, 2008

Textos Publicados I


Ahora presento los textos que sí me han publicado. Para mi bonito ego, he descubierto que son más estos que los rechazados.



La tradición continúa
Michael Bublé

El cantante canadiense, Michael Bublé, ha revitalizado sorpresivamente la industria del swing, en especial después de colarse en las listas de música pop con canciones como “Home” y “Everything”.
Pero, ¿cual es la fórmula que ha logrado este inusitado éxito? Primero que nada Bublé se ha rodeado de los mejores músicos y productores, como Bob Rock, el mismo productor de Bon Jovi y Metallica entre otros; o David Foster, productor de Céline Dion y Josh Groban y quien descubrió al cantante hace ocho años en un grupo para bodas. Así la calidad de sus tres discos está garantizada.
Por otro lado, el cantante posee una imagen refinada y de ídolo juvenil clásico que hace suspirar tanto a las abuelas como a las nietas. Es un hecho que tiene asesores de imagen quienes saben producir el perfil acertado para un público ávido de recordar los viejos y buenos tiempos, cuando la vida parecía más fácil y los artistas no vendían sus vidas privadas al mejor postor para aumentar su fama.
Pero lo más importante en este cóctel es la música. Sus tres discos de estudio (Michael Bublé, Reprise Records, 2003; It´s Time, Reprise Records, 2005; Call Me Irresponsable, Reprise Records, 2007) y el disco en vivo (Come Fly With Me, Reprise Records, 2004) han demostrado que el swing no ha perdido su vitalidad y que además es viable de combinarse con canciones pop actuales, como las versiones que hace de Queen, Bee Gees, Van Morrison, Elvis y The Beatles, entre otros. Sin olvidar las canciones clásicas de Frank Sinatra, Nina Simone, Paul Anka, George Gershwin y otros grandes compositores de standars estadounidenses.
Los arreglos de cada canción no se quedan atrás: elaborados, complejos y llenos de sorpresas, digamos que son lo que Luis Miguel y Mijares quisieron hacer con sus discos de swing pero sus versiones cursis, monótonas y previsibles son propias de un grupo de bodas.
Finalmente, es imposible olvidar la voz. Bublé se ha convertido en la culminación de una importante tradición italonorteamericana de la canción popular estadounidense. Heredero de Frank Sinatra, Tony Bennett, Paul Anka entre otros, eleva, con una voz más educada que estos crooners, sus canciones a diferentes alturas.
La voz de Bublé tiene un amplio rango y puede brincar de un susurro grave a explosiones coloridas en el mismo compás, demostrando una suficiencia vocal difícil de igualar. Al mismo tiempo su fraseo es inconfundible, a final de cuentas eso hace grande a un músico, su interpretación muy personal de las piezas.
El swing parecía música para los abuelos, pero la actualización está a la vuelta de la esquina ya sea con Bublé o con los discos de big band tocando rock como en el álbum de Paul Anka Rock Swings o las versiones de las Puppini Sisters quienes cantan a Beyonce o a Blondie en el mejor estilo boogie. Con este escenario, parece que tendremos swing para rato.