lunes, agosto 28, 2006

Justificaciones

Explicando el post anterior: lo creé en un momento de mucho sueño, me disculpo por hacer perder el tiempo a varios lectores. La primera crítica vino por parte de mi amigo Jaime Muñoz, quien comparó este espacio con un diario de quinceañera punketa (el adjetivo me encantó).
Trataba de explicar con pocas palabras cada uno de mis días. Entre atender mi hija, quien tiene apenas mes y medio de vida, y trabajar mi vida se escurre rápidamente. En lo único que pienso es en dormir. Me disculpo por los excesivos auumm y otras majaderías. Eso es lo que pasa cuando se hace cualquier cosa con sueño.

viernes, agosto 25, 2006

Reporte diario

Cansado, cansado, sueño, aumm, mucho sueño y cansancio.
Tener un hijo, digo, auum hija, problemas, economía, dinero, cansancio.
Apenas dos meses, biberones, comida, sueño, auum, ya no quiero trabajar.
Pañales, ropa, sueño, dinero, pañales, auuumm, más pañales.
Llantos, cuatro de la mañana, cinco, dormir, dormir, llanto, auumm.
Dinero, auuuummm, sueño, dinero, trabajo, sueño, mucho.
Preparar clases, sueño, auumm, cansancio, dar clases, medio despierto, muy dormido.
Sueño, auuumm, revisar exámenes, calificar, sueño, auumm
Tener una hija, auuummm.
Sueño.
Hija.
Sueño.
Auuummm.

viernes, agosto 18, 2006

Nuevo empleo

Sí, lo sé, tengo esta página algo descuidada. Pero eso es lo que sucede cuando consigues un trabajo nuevo.
Como siempre, la docencia llega a rescatarme en un momento complicado. Dar clases es algo similar a tener televisión abierta: uno quisiera el cable pero hay que conformarse con los malos programas.
Aun así creo que la paso mejor, son pocos los empleos en donde acabas de trabajar a la una de la tarde. Tengo las tardes para dormir y hacer cosas mucho más importantes que un empleo. ¿Por qué la gente considera muy importante trabajar? Digo, es importante en cuanto no te arruine la existencia, pero no es parte fundamental de la vida. Me explico, considero al trabajo, aquel que se hace para ganar dinero y no tiene nada que ver con lo que uno hace por gusto, una carga, una molestia, una pesada piedra que cargamos estilo Pípila.
Me extiendo: no considero que el empleo me distinga en algo del resto de la humanidad, es más, ni siquiera es vital para definirme como ser humano. Es solamente algo que se hace para sobrevivir (en este país siempre se sobrevive). Por supuesto que me esfuerzo, pero únicamente lo suficiente para mantenerme en el puesto; es peor estar desempleado, aunque uno viene con el otro necesariamente en algún momento.
Hace poco leí cuál era la vida de Maximiliano antes de venir a México: no hacer nada. Pero fue Carlota quien lo convenció de mudarse a nuestro jodido país. Yo quiero la vida de Max justo antes de convertirse en emperador de nuestro bananero país. Gastaría todo mi tiempo en leer, escuchar música, escribir y tocar. Para mi nada de eso es trabajo y lo podría hacer aunque no me pagaran.
Y luego me dicen huevon. Ja.