jueves, enero 31, 2008

Don´t (treinta reglas para usar libros)


Publicadas por un tal Harold Klett, de quien no encontré ninguna referencia, en 1909 en "The Library Journal", una revista gringa dirigida a libreros fundada en 1876. Dentro de estas treinta prohibiciones existen algunas ya caducas, especialmente las relacionadas con la encuadernación, pero otras me parecen de buen gusto y aplicables a la actualidad... hasta que el internet convierta al libro en objeto raro.

1.- No leer en la cama.
2.- No poner notas marginales, a menos que sea un Coleridge.
3.- No doblar las puntas de las hojas.
4.- No cortar con negligencia los libros nuevos.
5.- No garabatear vuestro interesante y precioso autógrafo en las páginas del título.
6.- No poner en un volumen de un peso, una encuadernación de cien pesos.
7.- No mojar la punta de los dedos para dar más fácilmente la vuelta a las hojas.
8.- No leer comiendo.
9.- No fiar los libros preciosos a malos encuadernadores.
10.- No dejar caer sobre el libro las cenizas del cigarro, y aún mejor no fumar leyendo. Esto perjudica la vista.
11.- No arrancar de los libros los grabados antiguos.
12.- No colocar vuestros libros sobre el borde exterior o canal, como se hace frecuentemente cuando se lee y se interrumpe momentáneamente la lectura, en vez de tomarse el trabajo de cerrar el libro después de haber puesto una señal.
13.- No hacer secar hojas de plantas dentro de los libros.
14.- No tener los estantes de las bibliotecas encima de los picos del gas.
15.- No sostener los libros sujetándolos por las tapas.
16.- No estornudar sobre las páginas.
17.- No arrancar las hojas de guarda de las tapas.
18.- No comprar libros sin valor.
19.- No limpiar los libros con trapos sucios.
20.- No tener los libros encerrados en arquillas, escritorios, cómodas, ni armarios: tienen necesidad de aire.
21.- No encuadernar juntos dos libros diferentes.
22.- En ningún caso sacar las láminas y los mapas de los libros.
23.- No cortar los libros con horquillas para el cabello.
24.- No hacer encuadernaciones de los libros en cuero de Rusia.
25.- No emplear los libros para asegurar las sillas o mesas cojas.
26.- No arrojar los libros a los gatos, ni contra los niños.
27.- No romper los libros abriéndolos enteramente y por la fuerza.
28.- No leer los libros encuadernados muy cerca del fuego o de la chimenea, ni en la hamaca, ni embarcado.
29.- No dejar que los libros tomen humedad.
30.- No olvidar estos consejos.

Estoy de acuerdo con casi todas, pero la que más me gusta es la número 24. Es que hacer eso es de pésimo gusto.

1 comentario:

Andrés Jáquez dijo...

En algunos estoy de acuerdo, en la mayoría me importa un pepino lo que diga este tipo - a mí me gusta leer en la cama y punto-, pero el 30 me parece excesivo...es más...creo que lo olvidaré por completo..sí, eso haré.

Saludos.